Las ventajas de comprar un gama alta usado


La mayoría de personas desean adquirir un smartphone con las mejores especificaciones del mercado y decir adiós a su antiguo terminal, que no suele tener ni la mitad de características que el anhelado. Sin embargo, no es posible para todos hacer un gasto tan alto, y es que la gama alta no es precisamente accesible o barata. Cada temporada podemos observar distintos tipos de ofertas y varias formas de financiamiento, pero costeárselos no es sencillo ni siquiera así. No obstante, existe una opción que nos permitirá adquirir uno de estos celulares sin gastar demasiado: la compra de uno reacondicionado.

Un teléfono reacondicionado consiste en un terminal que ha sido utilizado poco tiempo por un usuario y ha sido devuelto al fabricante por un determinado error. Éste, después de arreglarlo, vende de nuevo el terminal a un precio más económico, llegando a bajarlo hasta un 30% aproximadamente. De este modo, nosotros podemos adquirir un dispositivo de alta gama por mucho menos dinero.

Además, como el terminal no ha sido prácticamente usado, nadie notará que tu teléfono es de segunda mano. Si finalmente te decides a adquirir uno, tienes una amplia variedad de celulares usados entre los que elegir. En T-Mobile, por ejemplo, encontrarás modelos como el Samsung Galaxy S7 o el iPhone 6s. Si te decantas por el último, aprovecha una de las ofertas actuales y ahorra en el precio final.

Galaxy S7 o iPhone 6s

En el caso de dudar entre el Galaxy S7 y el iPhone 6s, cabe decir que ambos tienen fantásticas especificaciones que harán tu día a día más sencillo. El primero es más barato y en general con mejores características, pero el segundo cuenta con el sello de Apple y dispone de su sistema operativo iOS. Ambos tienen una potente cámara de 12 MP, aunque la pantalla es más grande en el caso del Samsung (5,1 frente a 4,7 pulgadas). Ambos teléfonos cuentan con un diseño atractivo y moderno. Mientras que el Samsung aprovecha más el espacio para insertar pantalla, el iPhone mantiene un físico más clásico y característico de su marca.

Sea cual sea el teléfono que elijas, deberás de tener en cuenta varios aspectos. El primero es que un teléfono reacondicionado no es lo mismo que un terminal de segunda mano convencional. Mientras que el último no tiene garantía y puede haber sido usado durante un gran largo periodo, el reacondicionado cuenta con ello y ha sido utilizado por poco tiempo. Asimismo, el terminal de segunda mano de particulares suele contar con varios errores sin arreglar y no ofrece la garantía de uso que ofrecerá un fabricante tras haber arreglado el refurbished.

Cuando adquieras tu celular, es imprescindible que revises algunos aspectos para comprobar que éste funciona. Uno de los más importantes es la pantalla, pues el táctil es uno de los puntos que causa más errores de fábrica. Otros relevantes son el tamaño de la ranura SIM, si el dispositivo cuenta con un número IMEI legal, o si los auriculares y el altavoz funcionan correctamente.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios