Masajeador con forma de garra de gato

Deja a un gato solo con una pieza lanosa de tela y verás como comenzará a acaricarla con la pata hasta el punto de pasarse horas rascando sus uñas; el sentimiento aunque no lo sepáis, que los gatos recuerdan cuando ven una de estas cosas de lana, es el de la panza de su mamá y que están simplemente tratando de desentrañar un poco de sustento de su pezón cansado.

Masajeador con forma de garra de gato

Inspirados por esta obsesión que tienen los gatos por acariciar la lana, se han creados los masajeadores que ves en las fotos y que te permitirán hacerte masajes y sobre todo, relajar una zona tan castigada como la de la espalda.

No estamos sugiriendo por un momento que tú seas como la madre de un gato aunque sí estamos diciendo que con uno de estos masajeadores, te sentirás increíblemente reconfortado o reconfortada  y natural para todos los involucrados.

Al igual que las patas delicadas de un gato, estos guantes de mano están dotados con almohadillas suaves y redondeadas; simplemente presiona hacia abajo sobre el área de tu cuerpo sobre la que necesites un poco de alivio y ellos suavemente (pero con firmeza) vibran para calmar y acariciar tus músculos con exceso de trabajo.

Si deseas comprar estos masajaeadores, se venden aquí.

Compartir en Google Plus

Acerca de Blanca Espada

Estudiante y licencidada en Audiovisuales, mi gran pasión es escribir y como no buscar en la red todo tipo de artículos para hacer compras sorprendentes.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios