Una plastilina inteligente

Esta plastilina no tiene nada que ver con la que conocemos desde que somos pequeños y comenzamos a jugar con ella en la guardería. Esta en particular es la plastilina del siglo veintiuno que reúne unas propiedades insólitas para lo que estamos acostumbrados.

Esta es de las que botan, estalla, cambia de color o brilla en la oscuridad, no mancha y nunca se seca.  No sólo sirve para moldear figuras, sino que puede ser un juguete anti-estrés, tiene colores originales, gusta a grandes y pequeños, no ensucia ni engrasa y conserva sus propiedades a lo largo del tiempo.

Toda una plastilina inteligente puedes hacer cosas sorprendentes. Lánzala y botará como una pelota. Tira de ella y se estirará como un chicle. Déjala en reposo y poco a poco fluirá como un líquido pero a cámara lenta. Rásgala con rapidez y se romperá como un papel. Golpéala con un martillo sobre una superficie dura y verás como estalla en pedazos y lo más divertido, puedes moldear burbujas de aire explotarlas.

Via de compra: regaprichos

Compartir en Google Plus

Acerca de Rosma

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios