Vaso para cerveza del Buda de la buena suerte

Vaso para cerveza del Buda de la buena suerte

Para los bebedores iluminados.

La cerveza del Buda sonriente es bastante más conocida por tener una característica botella que representa en su vidrio a un Buda sonriendo que por tener un buen sabor. Comprar el vaso de cerveza del Buda sonriente es realmente mucho mejor (y hará valer mucho más tu dinero) que comprarte la cerveza.

Cuidadosamente “reciclado” de una botella de cerveza original, hemos utilizado las técnicas más modernas de moldeado de vidrio, que realmente son muy ingeniosas y cuidadosas para crear un vaso totalmente único. Además del vaso lograron crear también un plato de características bastante similares. El primero es ideal para contener cualquier tipo de líquido, en especial cerveza y el otro es mucho mejor para contener cosas sólidas (como maníes o palomitas de maíz para acompañar esa cerveza).

Este vaso es atractivo visualmente, muy duradero y totalmente seguro para poner en el lavavajilla. Además, estas piezas son amigables con la naturaleza, cuidan el medioambiente y son perfectas para acompañar un poco de entretenimiento iluminado.

Por favor ten en cuenta que estos vasos no poseen una licencia oficial por parte de Lucky Buddha, los creadores originales de la cerveza que viene en las botellas utilizadas para crear estos vasos, como tampoco tienen una licencia oficial del Buda real (a pesar de que él era un sujeto bastante comprensivo).

El “Buda sonriente” data del tiempo de la Dinastía Liang de China. Se cree que Hotei, originalmente, fue un monje budista que vivió hace más de 1000 años. Según las tradiciones, se trataba de un hombre amoroso, de buen carácter y, debido a su naturaleza benevolente, se le llegó a considerar una encarnación del bodhisattva Maitreya (el futuro Buda), pero esta suposición era solo de tipo alegórico pues, más bien, gracias a sus prominentes barriga y sonrisa, terminó siendo caricaturizado como el “Buda gordo”.

En las manifestaciones artísticas, Hotei es caracterizado como un hombre que carga un fardo elaborado de tela, suerte de cornucopia que nunca se vacía y que contiene todo tipo de artículos preciosos, entre estos, plantas de arroz que simbolizan prosperidad, dulces para niños y también comida. A veces puede tener hasta niños en el fardo, pues son considerados seres preciosos.

Hotei es admirado por su felicidad, su plenitud y, aparentemente, por su sabiduría. Una creencia referente a la figura de Hotei en el folklore oriental es que si una persona le frota el vientre a una figura suya, obtiene riquezas, buena suerte y prosperidad. Esta creencia no forma parte del canon budista.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carolina Alonso

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios