Decoración de cocina divertida para captar el interés de los niños

Decoración de cocina divertida para captar el interés de los niños 1


La cocina es uno de las estancias de la casa donde más tiempo pasamos, pero no siempre nuestros hijos pasan todo el tiempo que deberían dentro de ella y IKEA se ha propuesto que esta situación se revierta. Los niños, que apenas tienen tiempo libre (clases, deportes, actividades extraescolares) pasan mucho tiempo haciendo deberes y el poco tiempo libre que tienen en casa lo pasan viendo la tele o jugando con el ordenador, las tabletas o las videoconsolas.

¿Cómo podemos conseguir que nuestra cocina sea un lugar divertido para que nuestros hijos pasen tiempo en ella y aprendan a cocinar? Con unos simples retoques, nuestra cocina se puede convertir en el lugar más divertido de la casa, y así lograr que adopten hábitos de comida saludables por sí mismos y abandonen otras formas de entretenimiento que pueden ser más peligrosas como la televisión o internet.

En primer lugar, para atraer a los niños a la cocina tenemos que convertirla en un lugar colorido, donde se respire diversión, olvidarnos de la monotonía y la rutina. Podemos diseñar o reestructurar la cocina de modo que nuestros hijos no tengan alcance a elementos peligrosos como cuchillos o productos tóxicos.

Decoración de cocina divertida para captar el interés de los niños 2

Existen muchas tiendas que ofrecen utensilios de cocina originales, con formas divertidas, como delantales y gorros de cocina inspirados en sus héroes de animación, abrelatas con forma de picos de pájaro, vinilos y pegatinas para las paredes con diferentes motivos, etc. Como vemos, sólo nos hace falta un poco de fantasía, intentar pensar cómo lo harían ellos, ponernos en su lugar.

Ya va siendo hora de que nuestros niños entren en la cocina, quizás estemos formando a un futuro chef de prestigio. En el siguiente vídeo promocional de IKEA puedes ver algunos consejos que dan los propios niños para hacer de la cocina un lugar divertido y donde apetezca pasar tiempo a diario.

Si lo pensamos bien, desde el punto de vista de un niño, la cocina puede ser el lugar más divertido de la casa, allí pueden experimentar, pueden aprender cocinando, pueden jugar, de algún modo la cocina es ciencia, y nosotros podemos aprovechar para inculcarle valores de consumo responsable y buenos hábitos alimenticios.

De algún modo, todos los adultos seguimos llevando un niño dentro, dejemos que salga ese niño y que disfrute con los otros niños de la casa de la cocina. Aprovechemos este acierto de IKEA y hagamos cosas divertidas y reforcemos los lazos de afecto entre nosotros y ellos utilizando la cocina como vehículo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios