Consigue que tu cesta de la compra sea saludable y esté llena por menos dinero

A lo largo de todo un mes las familias tienen que hacer frente a una serie de gastos. Evidentemente, aquellos derivados de la hipoteca o del alquiler no se pueden reducir de un día para otro, aunque lo que sí se puede intentar es gastar menos cuando se hace la compra para así poder ahorrar para otras cosas. A continuación, se ofrece una serie de ideas para comprar más por menos dinero.

Planear los menús diarios con productos de temporada es una gran idea para ahorrar dinero en la compra, además de ser una opción de lo más saludable, no solo por evitar alimentos precocinados o procesados que normalmente están llenos de grasas totalmente innecesarias, sino también para mantener una dieta equilibrada en la que se introduzcan todos los grupos de alimentos.

¿Cómo se debe planificar un menú semanal para que sea saludable?

La mejor forma de planificar un menú semanal es dejar los hidratos de carbono, aquellos que más energía nos aportan, como legumbres, patatas o pasta, a medio día, y, proteínas de carne, pescado o vegetales como la soja por la noche, siempre acompañado de una ensalada, ya que no hay que olvidar que los expertos recomiendan consumir cinco raciones de fruta y verdura al día, siendo preferible que tres de estas sean de verduras y dos de fruta, ya que estas últimas aportan azucares que no siempre son necesarios o recomendables.

En el caso de que se haga la compra una vez a la semana, el usuario debe emplear durante los primeros días los productos frescos, ya que así estos no pierden tantas de sus propiedades tan beneficiosas para el organismo, y dejar las recetas con ingredientes no perecederos para los últimos días.

Es preferible comprar verduras y frutas enlatadas o congeladas si el consumidor a menudo tiene que tirar las frescas porque se le han estropeado en el frigorífico por no usarlas a tiempo. Hay que tener en cuenta que los productos de temporada empaquetados, a los cuales no se le hayan añadido azúcar ni sal, son igual de nutritivos que los frescos, por lo que también es ideal incluirlos en cualquier dieta saludable.

¿Cómo puedo ahorrar al hacer la compra?

El individuo debe ir al supermercado solo y después de comer con el fin de evitar las compras impulsivas, ya que de este modo no le entrarán deseos de comprar una serie de productos simplemente porque tenga hambre y sus hijos no le meterán en el carro de la compra todo lo que les llame la atención.

Muchos supermercados ponen a la venta productos de su propia marca, algunos de los cuales son iguales o muy similares a aquellos de otras marcas más caras, por lo que, si el usuario quiere comprar un alimento, puede comparar las etiquetas con información nutricional para averiguar si existen grandes diferencias.

Aprovecha los cupones y las tarjetas de descuento

Algunos supermercados proporcionan tarjetas con descuentos especiales o aplicaciones gratuitas para descargar en el móvil cuyo uso puede ayudar al consumidor a ahorrar dinero. En este sentido, los cupones ahorro de Mundo Consum favorecen a bajar el total de la compra. Por lo tanto, es imprescindible que el individuo pregunte en las tiendas que suele comprar si disponen de ellos.

También puede revisar los anuncios en los folletos de los supermercados o en los periódicos, recortar los cupones de descuento que aparecen en ellos y llevarlos siempre encima para tenerlos a mano cuando los necesite.

¿Qué estrategias me pueden ayudar a ahorrar?

El individuo debe ir directamente al área del supermercado donde se encuentran los productos que desea comprar y no distraerse por el camino. También tiene que pensar detenidamente si necesita los productos que están de oferta y comparar los precios de los artículos que se encuentran al nivel de su mirada con los que están en los estantes más bajos.

La mayoría de los productos que se encuentran justo al lado de las cajas registradoras son bastante caros, por lo que el individuo debe intentar no comprarlos. Precisamente ahí suelen estar los paquetes de galletas pequeños, que son más caros que los grandes, y las revistas, entre otros artículos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios